El primer telediario específico para sordos

30 de Junio de 2010 en Noticias de Sordored

A las nueve de la mañana arranca el informativo presentado por Gemma Píriz. No es un telediario al uso: las palabras no emanan de sus labios, sino de sus manos. A través de ella, un millón y medio de personas sordas pueden seguir la actualidad desde su móvil gracias a un servicio pionero en Europa.

Un colectivo que encuentra a diario numerosas barreras para acceder a la información (durante los atentados del 11-M fueron los grandes olvidados) porque para ellos la lengua de signos es su forma natural de expresión. Todos los medios de comunicación se hacen pensando en la cultura oyente. Descartada la radio, las cadenas de televisión no cuentan en sus telediarios con personas signantes y en el caso de la prensa escrita, las frases hechas o los juegos de palabras no hacen más que dificultar la compresión de las noticias.

Servicios específicos

Para dar respuesta a esta necesidad, Catarsis Producciones, una productora que ofrece servicios específicos para personas sordas y ciegas, lanza Noticias MoviLSE (mira aquí su perfil en Facebook). Se trata de un boletín diario de noticias en lengua de signos que se puede recibir en cualquier móvil con tecnología 3G. Cuesta 30 céntimos, impuestos no incluidos, y puede contratarse en el 795795 o bien a través de Vodafone.

A lo largo de cinco minutos se repasan las principales noticias de la actualidad nacional e internacional y al menos una de ellas es sobre la comunidad sorda. Todas las informaciones están acompañadas por subtítulos y una voz en off que interpreta el contenido.

La presentadora del espacio, Gemma Píriz, que estuvo 4 años al frente de En otras palabras (La 2), es la única sorda en un equipo de diez personas. “Para llegar a este colectivo hay que hacerlo en su idioma y con un signante natural”, explica Esperanza de la Encarnación, responsable de proyectos de Catarsis.

Trabajar con una persona sorda no es complicado. Cuando surgen dudas, Píriz tiene una asistente que le explica, si es necesario, el significado de una noticia. Dicha asistente también hace la función de autocue para que el discurso en lengua de signos de la presentadora esté sincronizado con el audio.

No es gratis

Uno de los grandes inconvenientes de MoviLSE es que la comunidad sorda está acostumbrada a recibir los servicios gratis. Por eso hay quien cree que en Catarsis tratan de lucrarse.

Sin embargo, ofrecer este servicio sin subvenciones es muy caro: “Mensualmente nos cuesta cerca de 10.000 euros, pero no queremos estar manipulados por ideologías”, comentan. Su intención no es enriquecerse: “Si lo fuera, cobraríamos dos euros el SMS diario; los de Lucía Lapiedra valen seis”.